gerhard_richterGerhard Richter. El gran artista alemán –que hoy expone en la Tate Modern– recurre mucho a archivos fotográficos para su obra, como en este “Hood”
 

Anna María Guasch examina
el arte creado a partir del archivo

Cecilia Valdés Urrutia
November 27, 2011

As published in:
DIARIO EL MERCURIO

 
La historiadora vino a Chile para lanzar “Arte y Archivo 1910-2010. Genealogías, tipologías y discontinuidades”, su último libro. Y participó de un encuentro de críticos organizado por Trasatlántica PhotoEspaña.

 
Historiadora del arte y crítica, la española Anna María Guasch es una aguda voz en el análisis del arte internacional de las últimas décadas. Sus libros, como “El arte último del siglo XX”, “La crítica dialogada” y “los manifiestos del arte posmoderno”, son materia de consulta en aulas europeas, norteamericanas y latinoamericanas. Hoy dirige la publicación web Revista de Estudios Culturales y Arte Contemporáneo, y proyectos de investigación en Londres y París.

Su nuevo trabajo, “Arte y Archivo 1910-2010. Genealogías, tipologías y discontinuidades” (Akal Editores, 2011) acaba de llegar a Chile (Librería Metales Pesados), y para debatir en torno a él, Guasch visitó la Escuela de Arte de la Universidad Diego Portales. Y también participó en un encuentro de críticos organizado por el Centro Cultural España en el marco del Festival Internacional de Fotografía en Valparaíso (FIFV).

 
La experta plantea que el arte de las “primeras vanguardias se suele analizar bajo dos grandes paradigmas: el de la obra única y el de la multiplicidad. Pero hay un tercero, usualmente olvidado y crucial: el archivo”.

 
Guasch analiza sus fuentes y desarrollo, desde el siglo XX hasta inicios del siglo XXI. Los parámetros, los artistas que lo cultivan, las obras Y lo aborda también –con valentía– como una fuente de poder. “Porque, como decía Derridá, el archivo no puede ser nunca inocente. Supone una selección de lo que en él se desclasifica. El archivo es, por tanto, una forma de poder. Y digo esto porque, hoy, desde muchos museos se propone el archivo como un nuevo paradigma de conocimiento, alternativo y no jerárquico. ¿No se trata acaso de un acto de hipocresía más de los museos?”.

Según Guasch, la motivación fundamental para la activación del archivo es la necesidad de inscribir la memoria (y no la historia) en los discursos artísticos. “Me refiero tanto a las memorias individuales, como el caso de los artistas On Kawara o Annette Messager, como la suma de memorias individuales e históricas, que se dan en artistas como Richter (en sus Atlas, en sus pinturas inspiradas en archivos fotográficos de la Segunda Guerra Mundial o en documentos recientes), Darboven o el francés Boltanski”. Está, además, el caso de las memorias globales: “En la mayoría de dimensión política, como se da en Fernando Bryce y Rosangela Rennó. El artista de archivo se presenta como un nuevo memorialista”, afirma la historiadora del arte.

Guasch añade que la apuesta por el archivo “no significa tanto volver al pasado sino hacerlo para el futuro”.

 
Arte y Archivo

Art and Archive, 1920-2010.
Genealogies, typologies and discontinuities

Anna Maria Guasch
 
Akal / Arte Contemporáneo
ISBN: 978-84-460-2539-9